Filtros polarizados para gafas deportivas

Yolanda con sus lentes polarizadas LST de adidas.     Foto Ernesto Sofos


En condiciones de luz extrema, sea el caso de la montaña o en medios acuáticos, la radiación solar que llega hasta nuestra retina se caracteriza por ser de origen, por una parte directa (la luz brillante que proviene directamente del sol) y por otra indirecta fruto de la reflexión del entorno y la refracción atmosférica. Según la superficie reflectante el efecto varía entre 85% sobre la nieve, 60% sobre el agua, 17% sobre la arena y el 1% sobre la hierba.

En la radiación directa, las ondas de luz se mueven en todas direcciones y se denomina luz difusa. Cuando la luz se encuentra con una superficie reflectante, ésta se polariza, es decir, se ordena en planos paralelos que origina la  radiación indirecta, que es la luz reflejada, muy molesta y causante de una mala calidad visual.

Efecto de un polarizador
La luz reflejada por una superficie, viene parcialmente polarizada. Para que la luz venga totalmente polarizada el ángulo de reflexión ha de ser uno específico, diferente para cada superficie. Esta luz reflejada vista a través de un polarizador se elimina por completo. Este reflejo produce exceso de cansancio y malestar visual que podrá ser evitados con filtros polarizados que absorben selectivamente la reflexión, permitiendo la transmisión de luz útil en el ambiente que nos encontremos.

Las lentes polarizadas cambian radicalmente el concepto de protección de las lentes solares convencionales pues gracias a ellas conseguimos una mayor agudeza visual, mejor percepción de la profundidad campo y del espectro cromático. Es muy habitual en estas lentes disponer por su cara interna de un tratamiento multicapa antirreflejante que impide la reverberación de la luz que incide por detrás nuestra asegurando siempre una visión clara y limpia. Todas estas bondades de las lentes polarizadas se traducen en el ámbito deportivo en un mayor rendimiento y protección en la actividad que realizamos.

Disponemos en el mercado de una gran gama de lentes polarizadas; en nuestra práctica profesional destacamos la lentes LST polarized de adidas, los filtros polarizados de las gafas bollè, y especial mención merecen los cristales polarizados de Serengeti que además son fotocromáticos y a los que dedicaremos una entrada especial en este blog.


Las lentes LST polarized de adidas ofrecen una optima visión bajo todas las condiciones de luz y especialmente eliminan los reflejos de las superficies reflectantes. El componente LST (light stabilizing technology) mejora ostensiblemente las propiedades inherentes de las lentes polarizadas, al armonizar los cambios rápidos entre luz y sombra que permite mantener los colores mas naturalmente. Técnicamente estas lentes absorben un 88% de luz considerándose un filtro de categoría 3.

Por otro lado las lentes polarizadas de las gafas bollè eliminan igualmente los reflejos que pueden distraerte, molestarte y ser peligrosos, resultando una perfecta visión del entorno. Tanto sea el desnivel de la  pista, como en el río pescando truchas, como en la autopista en hora punta, las lentes Bollé polarizadas permiten ver a través del reflejo lo que realmente estás mirando. Especiales características tienen las lentes marine que además de ser polarizadas llevan un recubrimiento hidrofóbico,  estando disponibles en color ámbar espejo dorado con una absorción del 86% y en color grisáceo espejo azul metálico con una absorción del 90%. Ambos son filtros de categoría 3.

A modo de conclusión destacar los beneficios indiscutibles de las lentes polarizadas, en especial para actividades deportivas en las que nos encontramos superficies muy reflectantes (nieve, agua, arena...) logrando en último termino que la actividad sea más satisfactoria gracias a la mejora del confort y la calidad visual.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal