Crónica desde Nepal por Javier Martín de Villa

Esta semana pasada el amigo Javier Martín nos escribía narrando su experiencia desde Katmandú, donde ha viajado para prestar ayuda a través de diferentes medios a aquellas personas que han sufrido el devastado temblor de la tierra hace un par de semanas aproximadamente.
Trasmitimos sus escritos durante estos tres pasados días:

- Crónica 9/5/15 15:25:22: Javi Martin: Namaste
Esta mañana he visto a Carlos y rápidamente nos fuimos a las colinas cerca de katmandu (3h) a llevar un camión con comida, tiendas, mantas a zonas poco accesibles. Katmandu está poco afectado por el terremoto, esperaba algo mucho peor sin lugar a dudas. Las montañas cercanas sí que están muchos afectadas, aquí la mayoría de pequeños poblados tienen construcciones derruidas, en alguna como la que estamos hasta el 90% de las viviendas están afectadas. Lo prioritario ahora es construir refugio para el inminente monzón.
En la aldea a la que hemos venido y en la que hemos dormido una noche hemos topado con una pareja de ingleses con un proyecto muy interesante que se llama "7 women" y trata de escolarizar mujeres en zonas rurales, ahora mismo están dando abrigo a los más necesitados en estás zonas, una labor increíble. Les hemos dado filtros de agua y guantes de trabajo que les han venido muy bien, pues aquí las mujeres han de andar 2h a por el agua. Se levantan a las 3 de la mañana para ir a por agua y poder atender a sus familias y al campo. Este entorno es maravilloso, cultivos en terrazas de maíz y trigo, ahora están en plena recolección del cereal... A mano con la guadaña.
En fin a nosotros nos tratan demasiado bien, nos ofrecen lo poco que les queda, la hospitalidad es su máxima.





- Crónica  10/5/15 13:06:49: Javi Martin: Esperábamos llegar a una ciudad devastada pero la realidad es que Katmandu es una ciudad prácticamente normal, de no ser por la falta de turistas. Por supuesto hay algunas casa derruidas pero de no haber tenido conocimiento del terremoto uno podría pensar que dichos derrumbes podrían ser debidoas a la precariedad de las construcciones.
En Katmandu los suministros están totalmente normalizados y la mayoría de los negocios han vuelto a su actividad (de hecho solo los conectados con el turismo están afectados por la falta de turistas). Thamel, el área donde se alojan los turistas está muy tranquilo, demasiado, aquí muchos restaurantes están cerrados.
En cuanto se sale de Katmandu las cosas cambian, hay pueblos muy afectados y las aldeas de montaña han sido las peor paradas por la precariedad de las construcciones. Hay gran cantidad de ayuda que llega de múltiples formas al más puro estilo guerrilla, uno no hace más que cruzarse con camiones repletos de provisiones y campos de refugiados con banderas de infinitas organizaciones, la mayor parte son iniciativas pequeñas que van a alguna aldea, evalúan necesidades para luego retornar a Katmandu y adquirirlo, aunque cuanto más te alejas de las carreteras principales menos ayuda llega, por desgracia suelen ser los lugares más necesitados.
Dentro de la terrible desgracia que fue el terremoto la gran suerte sin duda fue que el seísmo ocurrió durante el día y en plena época de casamientos por lo que la gran mayoría de la población estaba fuera de los edificios, dicen los locales que eso ha salvado muchas vidas. En la aldea que fuimos ayer estaban en una celebración de boda lo que salvó a la gran mayoría de la población, por desgracia la nieta del alcalde, de quince meses, descansaba en casa en ese momento, fue la única víctima. Sin embargo la gran mayoría de agricultores han perdido búfalos y gallinas, un pilar fundamental de su economía.
Hay todavía muchas edificaciones en pie o tan solo medio derruidas pero la población no se atreven a acercarse, muchos no se atreven siquiera a sacar el maíz almacenado en los precarios tejados.
Por desgracia parece que este año el monzón se está adelantando lo que complica el acceso a muchos lugares y dificulta loa trabajos de reconstrucción.
Sin duda hay que quedarse con las sonrisas y el positivismo de los nepalíes, han retrocedido 15 años en su desarrollo pero eso no les impide mirar adelante con esperanza.



11/5/15 19:27:13: Javi Martin: Domingo 10, Lunes 11 Mayo
Según profundizamos en el corazón de Kathmandu nos damos cuenta de las heridas sufridas en el terrible terremoto.
En efecto hay barrios intactos y la ciudad tiene un ritmo casi normalizado pero hoy que ha sido un día de gestiones y preparación de viajes hemos buceado por la ciudad y hemos descubierto muchas heridas que dejarán fuertes cicatrices en la ciudad y que tardarán en sanar.
A las 6 de la mañana hemos paseado por Swayambhunath, también conocido como Monkey Temple, en busca de un poco de energía para afrontar las próximas semanas. La verdad es que ha sido muy duro encontrarnos con el templo tan afectado, yo personalmente no lo conocía pero para Schorsch es un sitio muy especial al cual no falta en cada una de sus visitas a Nepal. Apenas se puede entrar por la cantidad de escombros acumulados en las escaleras, la mayoría de edificios están apuntalados, el monasterio está destruido y muchas de las estructuras están a medio caer. Esto no ha impedido que el templo estuviese lleno de hinduistas y budistas (que comparten en armonía este templo) haciendo ofrendas y rezando, eso sí, ni un solo guiri. Aunque para ellos ha sido un golpe duro por su fuerte carácter supersticioso, dicen que el que los templos estén afectados es muy mal augurio.
Después hemos visitado el centro de inserción y educación de mujeres con discapacidad de seven Women donde nos han explicado su proyecto y donde hemos preparado el viaje de la semana que viene a Betini, donde se llevaran los materiales de construcción, provisiones y también obreros para ayudar a la comunidad local... Nos contaba Ani que Chipling (que es donde estuvimos el sábado pasado) es el pueblo "avanzado" de la zona, así que andaremos 5h más para llegar a zonas mas remotas como Betini donde la ayuda todavía no ha llegado.
Por la tarde Schorsch ha vuelto a Europa y yo he sido acogido por Gyurme Sherpa y su familia (que incluye a Lackpa Sherpa, primer guía titulado de Nepal, con 4 cumbres del Everest). En casa me han preparado Dalh Bat y verduras y me han explicado su experiencia en el terremoto, como estuvieron durmiendo cuatro días en un descampado junto a todo el vecindario pues aunque sus viviendas no fueron afectadas temían las réplicas. De hecho Lackpa estaba en esta casa por que su casa corre el riesgo de ser alcanzada por el inminente derrumbe de la del vecino, aun así ha tenido que volver a su casa pues aquí no hay aparcamiento cerrado para las motos y al parecer en estos últimos días se están produciendo muchos robos. Esto se debe a que Kathmamdu, en contra de lo que a mí me parecía, está totalmente despoblada pues casi todo el mundo ha vuelto a sus pueblos a ayudar en lo posible, tanto es así que el transporte público de la ciudad se ha suspendido.
Finalmente mañana Gyurme y yo viajaremos alrededor de 10h hacia el este para llevar a su pueblo natal, Melé Gompa, las tiendas de campaña que acogerán a los monjes alumnos de monasterio para que puedan retomar sus estudios. Esta es una zona recóndita a la que accederemos pasado mañana andando otras 5/7 h, es la zona del bajo Kuhmbu, poblada aún de tigres de bengala. Estoy en sobre aviso pues me han dicho que solo se come Dalh Bat y se bebe té de mantequilla... Ahhh y que me lleve papel higiénico, debe ser por lo del tigre de bengala pues ya me he cagado encima... El cabrón de Schorsch dice que no voy a durar ni el primer vaso de agua antes de que me dé diarrea... Yo por si acaso me llevo mi buen salchichón y mi hogaza de pan de centeno alemán que trajo Schorsch, "vayamos a poyas" como bien dicen mis conciudadanos. En fin ahora estaré unos días desconectado así que ya os contaré más a la vuelta... Como la experiencia de Lackpa Sherpa en el campo base del Everest durante el terremoto, o la de Norbu Sherpa, al que le costó cuatro días volver al mundo civilizado en constante peligro de muerte por desprendimientos.
Un abrazo fuerte
Javi





Hasta aquí la información que nos llega desde Nepal.
Gracias por la información Javi.






Entrada más reciente Entrada antigua Página principal