Filtros LST de las gafas deportivas adidas




Menor cansancio visual y mejor visión en el deporte. 
La práctica deportiva en su dimensión más amplia, en la que los diferentes escenarios condicionan distintos grados e intensidades de iluminación, hacen que dispongamos en el mercado de variadas alternativas tanto de diseños de monturas como de tipos de cristales. Por una lado, el material con el que pueda estar fabricada una montura, acetato, nylon, SPX, etc confiere a la montura unas cualidades de elasticidad y flexibilidad que para una actividad u otra serán más o menos ligeras, más o menos curvadas…
Por otro lado y lo que parece más importante desde la perspectiva de la óptica e incluso la optometría los diferentes tipos de filtro solar visible (de 0 a 4), así como la coloración de la lente, los tratamientos multicapa de su superficie, filtros uv adicionales, cristales fotocromáticos  o incluso la polarización son los elementos que orientarán nuestra gafa deportiva a una actividad u otra según la luminosidad y condiciones especiales del entorno.


Lentes LST active
En nuestra experiencia personal, disponemos de una amplia gama de filtros y coloraciones en el abanico que nos ofrece adidas eyewear, en concreto con las lentes denominadas LST (Light stabilizing technology),  que se orientan a diferentes actividades, disponiendo el deportista de esa posibilidad de elección en función de sus  preferencias. En efecto las lentes LST optimizan la transmisión de la luz, es decir la luz que tras atravesar por las diferentes capas y filtros de la lente, llega a nuestros ojos. Este resultado de luz filtrada, que elimina hasta 400 nm de luz perjudicial y la luz extrema,  consigue armonizar las fluctuaciones causadas por la luz y la sombra.

Mediante este tipo de filtros, conseguiremos por un lado una excelente protección y un aumento del rendimiento de la práctica deportiva, ya que el realce del contraste al filtrar la luz azul, y la atenuación del exceso de luz nos permiten interpretar imágenes con colores mucho más naturales.

Jose M. en la cumbre del Kilimanjaro con sus Terrex pro
En nuestra práctica profesional nos hemos encontrado con problemas específicos de formación de cataratas, sensibilidades al contraste alteradas, especiales percepciones de la luz que se han solventado de modo espectacular con este tipo de filtros LST. Un caso muy llamativo, por poner un ejemplo, sería en el ciclismo, en especial el ciclismo de montaña en el que es común pasar de zonas claras a oscuras en muy breves periodos de tiempo.  Esta circunstancia se acentúa en el caso de una persona con ciertas opacidades en sus medios oculares (por ejemplo una catarata), pues se ve en parte “cegada” al entrar y salir de estas zonas, perdiéndose en mayor o menor medida el relieve del terreno, con los inconvenientes que pueda estro traer, tanto de comfort visual como de posibilidades de accidentes. En este caso particular hemos aconsejado las lentes LST ACTIVE, que además de para estas circunstancias se presentan muy interesantes para actividades outdoor en general, nieve, golf, ciclismo, running…

En conclusión, vemos la dimensión que adquiere el concepto de rendimiento deportivo como elemento condicionado por la adecuada protección ocular que han de conferir los cristales y elementos ópticos que utilizamos para la práctica deportiva.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal