Deportes impuestos y deportes adquiridos...

No puedo reprimir una risilla cada vez que oigo a alguien hablar de equipos fútbol, porque me viene a la memoria la respuesta de un niño menor de 5 años, con esa espontaneidad y naturalidad que poseen y que lo mayores vamos perdiendo por el camino. Parece que si no sabes de fútbol hoy día no eres nadie, ya que en este país como en algunos otros, si al 80% de la población le cambiaran la cabeza por una pelota de reglamento no notaria mucha diferencia.



Le pregunta un señor al niño: ¿Y tu, de qué equipo eres? A lo que el pequeño responde: "Yo del equipo rojo". En su cole les enseñan los días por colores y cada día se corresponde con un equipo formado por 4 o 5 niños. El lunes es el día rojo y le corresponde al equipo rojo las tareas. El martes es el día amarillo y el equipo amarillo se encarga, etc. El señor creo se quedó tan convencido, supongo que pensaría que el pequeño era de "la roja" o como quiera que llamen a la selección española de fútbol.

Me divierte escuchar estas cosas porque agradezco que cada vez haya más gente que se sale de esa mayoría que no conoce  ni práctica más deporté que el fútbol de salón. No voy a hablar de técnica ni estrategia por que no ha despertado mi interés y lo desconozco. No entiendo que lleguen a denominarlo "deporte rey", categoría sin duda otorgada por las grandes cantidades económicas que mueve este negocio.



El otro día casualmente, en la 2 de TVE pusieron una película francesa que parodiaba ésto de lo que hablo. Resumiendo un poco narra la vida de un hombre desde su infancia, criado por su abuela y su tío debido a un  desgraciado accidente de sus padres. Su tío un fanático del fútbol, intentaba inculcarle ésto, pero el niño no tenia ni interés ni cualidades. Conforme iba creciendo se sentía socialmente más apartado, dado que el tema de conversación masculino, era siempre el mismo, "El Fútbol", de hecho entre sus compañeros de trabajo, llegaban a creer que era homosexual por no gustarle el fútbol.

Esta parodia que se resuelve de forma un tanto tragicómica, no se ajusta totalmente a la realidad, pero tampoco se aleja tanto. Conozco un entrenador de equipos de futbol infantiles que en cierta ocasión contaba que ellos se esforzaban por inculcarle a los niños un espíritu deportivo, y respetuosos con los compañeros tanto del equipo propio como del contrario. El problema llegaba cuando había campeonatos en el cole, entre varios equipos, por que había ocasiones en que tenían que expulsar a padres por exceso de agresividad en las gradas. Padres que en ocasiones habían llegado a amenazarlo.

Que triste y que ridículo al mismo tiempo, pero es lo que despierta este deporte, es la imagen que nos venden, en la que los jugadores que son deportistas como otros y  los partidos, vuelven a algunos a la época de las cavernas, al son del berrido de "GOL!".

Se que tienen que ver mucho los medios de comunicación, que poseen gran influencia social, y capacidad para comernos el tarro desde pequeños, y determinadas asociaciones en las que se agrupan individuos empeñados en ello. Sin ir mas lejos el otro día leía en el periódico que una conocida serie infantil llamada Pepa Pig, que particularmente me resultaba de lo mas graciosa e inocente, enseñaba a los niños a tener determinadas inclinaciones políticas en algunos episodios. No sabía si reirme o enfadarme con estos personajes empeñados en sacarle punta a lo más simple. Se me vino a la cabeza otra conocida serie made in Spain producida por TVE, llamada "Desafio Champion" que no critican desde los medios, pero que clarísimamente enseña a los niños a ser futuros forofos del fútbol, a través de cuatro adolescentes un tanto problemáticos. No vayamos a perder el negocio del fútbol en las siguientes generaciones.

M:)R
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal