Últimos días en Katmandú

Desde Nepal nos llega la última crónica de nuestro amigo Javier Martín antes de su vuelta a España:

Después de los días de acción en Mele Gompa cada día que paso en Kathmandu me parece un mes. Esta semana ha tocado hacer gestiones, reuniones y compras de material.





La verdad es que uno se siente un poco inútil atrapado aquí en Kathmamdu sabiendo la cantidad de ayuda que hace falta por ahí, pero supongo que esto forma parte de un todo y hay veces que toca estar en primera linea y otra simplemente apoyar desde la retaguardia. El lunes y el martes los dedicamos junto con "Seven Women" a analizar la situación, ver cuales eran sus posibilidades y a diseñar un plan. Debido al segundo terremoto no se podía acceder a la zona donde íbamos así que tuvieron que retrasar el viaje hasta este jueves por lo que yo no me pude unir por falta de tiempo.



 De todos modos aproveché las visitas a "Seven Women" para llevarles los filtros de agua que muy generosamente me había dado Guille de Tiendas Nómadas y enseñarles su uso. Una de las trabajadoras vive en una comunidad que habita junto al río y no disponen de agua corriente y el único agua con el que cuentan son  cubas de agua que les proporciona al ayuntamiento, agua de muy poca calidad que produce muchos problemas en dicha comunidad así que van a repartir los filtros a las familias para que el agua que beban por lo menos sea limpia.

Además les proveí de medicinas básicas para llevar a las poblaciones apartadas pues no tienen acceso a ello. Los medicamentos más complejos como antibióticos y antivíricos se los he dado a una compañera suiza para que sean utilizados bajo prescripción médica.
El miércoles acudimos a llevar provisiones a otra comunidad cercana a Kathmamdu pero totalmente desatendida, se les entregó comida material para tres semanas, material para construir un refugio y herramientas para la comunidad, ahora les toca ponerse manos a la obra.


Ayer me pasé el día dando vueltas por Kathmamdu buscando distribuidores de material de construcción para adquirir dicho material. Los compañeros de SOS Himalaya vienen dentro de poco con la intención de construir 200 viviendas en una zona muy afectada y querían asegurarse que tendrían materiales... Pero lo cierto es que estaba todo hasta arriba de gente comprando como loca los materiales para construir un chozo para pasar el monzón, sobre todo hay mucha demanda en tejados se aluminio, bambú y herramientas. En la mayoría de sitios siquiera nos pudieron atender de la locura que tenían.


Ya solo quedan las últimas horas y me doy cuenta que sin duda vuelvo a casa con mucho más de lo que traje, lo que aprende uno en estas ocasiones no tiene precio. Millones de gracias a todos por vuestro apoyo y generosidad,  los que hemos tenido la suerte de poder venir a echar un cable no podríamos haberlo hecho sin ese apoyo :)



Por último solo deciros que si de alguna manera queremos seguir apoyando a Nepal no debemos pensar que las generosísimas donaciones van a arreglar todo, me da la impresión que lo mejor que podemos hacer es seguir apoyando al país sea visitándolo y apoyando su economía local, comprando sus productos y ayudando a que la gente sea capaz de sacar adelante sus proyectos mediante su trabajo y no solo dependiendo de nuestras donaciones.

Un último abrazo desde Kathmamdu


Javi


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal