Figuras femeninas de la escalada: Isabel Patissier

Vamos llegando al final en nuestro recorrido por la historia femenina de la escalada y el alpinismo, en el que hemos intentado llamar la atención sobre aquellas figuras más significativas.
Esta semana nos centramos Isabel Patissier, escaladora francesa que durante el periodo entre los 80' y los 90' destacó de forma notable en el mundo de la escalada deportiva y de competición.



Esta francesa nacida en el año 67, comenzó su trayectoria escaladora a la tierna edad de 5 años, gracias a la influencia que sobre ella tuvieron sus padres, asiduos a la montaña. Así comenzaría a visitar las grandes escuelas como Las Calanques, Verdón o Chamonix (donde también destacó como esquiadora) durante su adolescencia y su época adulta, codeándose con los mejores escaladores en un período y en unas zonas en las que la escalada deportiva estaba en pleno auge.
Con 19 años ganó la Competición Nacional de escalada en Francia dedicándose a partir de aquí totalmente a este deporte, con entrenamientos que llegaban a ser bastante duros según algunos comentarios realizados por ella misma con posterioridad.
En 1988 fue la primera mujer en encadenar un 8b  Sortilèges at Cimaï . Pasó por un periodo intenso de competiciones en las que quedó campeona por tres veces consecutivas, donde además participaría como actriz en algunas películas de montaña y conseguiría una reconocida fama tanto por su belleza como por sus logros escalatorios, protagonizando algunos programas televisivos (https://www.youtube.com/watch?v=r2i7Nc6l6yw)  y multitud de portadas en magazines deportivos.















Pero suele pasar que la presión y las excesivas horas de entrenamiento dedicadas para mantenerse en las cotas más altas, pasaron factura no solo física si no también psicológica, de forma que en 1995 tras su primer matrimonio decidió abandonar la escalada totalmente, para dedicarse curiosamente a un deporte que no tiene en común con el primero, más que el subidón de adrenalina que te pueda dar cuando lo practicas o compites.
Comenzó así en el 2000 a participar en carreras de Rally como piloto, firmando un contrato con Nissan y consolidándose como competidora  en el Paris- Dakar entre otras carreras.



Aunque sigue practicando la escalada de forma puntual, no tiene pensado regresar a este deporte  que en su opinión le reportó buenas sensaciones, pero que también le impidió disfrutar de otras muchas cosas debido a la intensidad con la que lo practicó durante veinte años.


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal