Sobre las primeras bicicletas y las primeras ciclistas.

Hoy día no resulta nada extraño ver a una mujer subida en una bici, la pena es que no haya más mujeres practicantes de este deporte de forma profesional, y que no se dote al ciclismo femenino de la misma categoría ni méritos que al masculino. Pero la realidad es que nos queda mucho camino por recorrer no solo en el mundo del deporte, para alcanzar la tan nombrada igualdad que tantas mascaras presenta.




Amelia Bloomer


A lo que vamos, que no me quiero desviar en temas demasiado machacados, si tenemos en cuenta que el primer invento similar a una bicicleta data del s.XV según algunos bocetos de Leonardo Da Vinci , y que la primera construida  fué en el s.XVII (obra del Francés Sivrac), aunque sin pedales aún, contamos con un medio de transporte más antiguos.

Hobby horse


Siguieron las innovaciones, un herrero escocés, en 1839, Kirkpatrick Macmillan, construyó la primera bicicleta a pedales. La usó para realizar un viaje de ida y vuelta hasta Glasgow de 226 km, cubriendo un tramo de 65 km a una velocidad media de 13 km/h. Pero fue Francia quien mas impulsó la fabricación de bicicletas. Un constructor de carrozas, Pierre Michaux, acopló bielas y pedales a la rueda delantera de un “hobby-horse” y llamó a su máquina, velocípedo. En 1866-67 presentó un modelo con una rueda delantera de mayor diámetro que la trasera, entre otras innovaciones. En 1869 se produjeron varios inventos cruciales, como el buje de rodamientos, las ruedas con radios metálicos, los neumáticos de goma sólidos, la rueda libre, el guardabarros y un cambio de cuatro marchas.


Así fue evolucionando la bici pero con un uso limitado a las altas sociedades, dado que una bicicleta suponía un desembolso considerable, y que decir tiene que una mujer usando una bicicleta era algo impensable en este periodo.
Pero como suele pasar siempre han existido  mujeres que con su carácter inconformista, y sana curiosidad han ido mediante su esfuerzo allanando el camino para las que vendríamos despúes.
Es el caso de Amelia Bloomer aunque más conocida por su lucha por el derecho al voto femenino, que con su afición y promoción del ciclismo femenino contribuyó en cierto modo a la emancipación de la mujer. Comenzando con el cambio en la vestimenta para montar en bicicleta .



La primera carrera ciclista de mujeres fue en Francia en 1868, por aquellos entonces, las calles de París y de la Inglaterra victoriana se habían llenado de mujeres que quemaban sus frenos por las calles. Aunque no estaba bien visto e incluso se llegaba a desaconsejar para la salud femenina, además de los inconvenientes que la vestimenta femenina suponía para montar en bicicleta.




Tras esto podemos resaltar el papel de tres mujeres: Annie “Londonderry” Kopchovsky, Kittie Knox y María Ward, como ejemplo de ciclistas.
Annie “Londonderry” Kopchovsky, a raiz de una apuesta de 5000 dolares con dos hombres, comenzó un viaje en bicicleta que la llevó a pedalear por Nueva York y Chicago, en donde implementó una campaña de publicidad muy novedosa para la época y que consistía en llevar pancartas en su espalda de la marca de agua Londonderry Lithia, la que la volvió conocida como “Londonderry”.
Tras dejar Estados Unidos, el viaje continuó por Europa y el norte de África, finalizando en Asia y volviendo posteriormente a Boston. Al llegar a su ciudad, en donde la esperaba su marido junto con sus tres hijos, se dedicó a su labor de periodista para difundir todo su viaje que la hizo reconocida como “la primera mujer en recorrer el mundo en bicicleta”, durante el que adoptó una falda-pantalón llamada bloomers y en el que usó una bicicleta Sterling, en ese entonces, solo para hombres.


Kittie Knox, fue la primera mujer de color en pertenecer a la Liga Ciclista Americana tras conseguir su condición de miembro en una época en la que quedaba prohibida la entrada a toda persona que no fuera blanca.


Maria Ward, se la puede considerar la gran teórica practicante de la bicicleta, a través de su manual “Ciclismo para Mujeres”, un manifiesto que buscaba empoderar a las mujeres con los conocimientos teóricos y técnicos que necesitaban saber para dominar sus bicicletas, además pretendía desterrar el encasillamiento de la mujer en determinadas actividades y su exclusión de otras.
Bien, pues tras esta introducción comenzamos un periodo de conocimiento de otras mujeres que con su pasión por la bicicleta han roto barreras y prejuicios consiguiendo hacer más accesible este deporte. Nos vemos en la siguiente entrada de nuestro blog para saber un poco más... ;)

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal